Beneficios de Certificaciones ISO 9000

Todos vemos que hay empresas que con orgullo muestran en su comunicación y empaques sellos de Certificaciones ISO.  La Organización Internacional de Estandarización (ISO) tiene su sede en Ginebra Suiza y cuenta con una red de institutos en muchos países que se encargan de verificar las certificaciones. En el mundo hay más de 640,000 empresas con dicha certificación.

Ahora bien, por qué su popularidad si muchos dicen que su implementación no es tan fácil?, la respuesta es sencilla se trata de un sistema de gestión ó administración de la calidad de efectividad probada para la mejoría de los productos y servicios, por lo que no hay que seguir inventando la rueda para hacer bien las cosas.

Las normas internacionales de ISO están, como todo buen sistema de calidad, orientadas a diseñar procesos que cumplen con las exigencias de los clientes internos y externos. De acuerdo a varios estudios las mejoras que se obtienen impactan áreas sensitivas como:

Servicio a Clientes, reportando mejoras sustanciales en la satisfacción de ellos. Se reducen los tiempos de entrega, se mejora la calidad de lo entregado, reduciéndose al final las reclamaciones y devoluciones.

Mayor productividad y eficiencia al contar con procesos que evitan duplicidades y cumplen con las exigencias de los clientes.

Reducciones de costo al mejorar la productividad y planificación de las actividades, con su respectivo impacto en el Ganancias y Pérdidas.

Mayor motivación de los trabajadores al tener procesos eficientes y generar el orgullo que se deriva de hacer bien las cosas.

Incrementos de la demanda como consecuencia de brindar un mejor servicio y contar con un equipo mejor alineado. En general las empresas prefieren hacer negocios con aquellas que cuentan con su certificación ISO.

Mejora de las capacidades directivas al enseñarles a todos una mejor manera de hacer las cosas.

Mejora las existentes y crea nuevas mediciones de desempeño de cada proceso lo que permite tomar decisiones basadas en información para sus mejoras.

Por último y no menos importante le garantiza a los accionistas y gerencias remotas, como sucede con las casas matrices de las multinacionales, que en sus empresas se está trabajando de acuerdo a procesos certificados y no al libre albedrío de los gerentes locales. Iso 9000

Limpieza

limpiezaempresa

A muchos les parecerá un tema obvio, de poca importancia y hasta femenino el tema de la limpieza en la Empresa. No así a quienes están en las industrias de alimentos y farmacéutica.

La verdad es que si el Proceso Limpieza no va bien es una muestra de que otros Procesos en la Empresa pueden estar fallando o funcionando a medias. Cuando entramos a una Empresa y vemos descuido con la Limpieza en las oficinas es un indicador de que probablemente en sus almacenes, cocinas, áreas de producción y vehículos de entrega haya además problemas de organización teniendo eso un impacto a su vez en los niveles de satisfacción de los clientes, mercancía dañada en almacén,  paradas de producción, por sólo citar algunos elementos claves, ya que Limpieza y Organización van muy de la mano.

El impacto de la suciedad es el primer reflejo de que no todo lo que está roto se arregla, por lo tanto no se persigue la excelencia en todo lo que se hace. Normalmente las empresas que persiguen la excelencia son cuidadosas con la Limpieza.

Los primeros en apreciar la falta de Limpieza son los propios empleados, algunos por alergias al polvo, generando en ellos por un lado algún nivel de molestia pero por otro lado muchos se contagian y se suman a la apatía de la empresa, traduciéndose en comportamientos poco cuidadosos con los activos a su cargo, desechos que ellos generan, uso de las instalaciones y equipos.

Una Empresa con camiones sucios, empleados con uniformes deteriorados proyecta la imagen de perdedora o desorganizada.

Se debe predicar con el ejemplo para crear una cultura de nitidez; si queremos que los choferes cuiden los vehículos comencemos con tener la empresa y el vehículo de esa persona limpia, con su programa de mantenimiento, de manera que el día que esté sucio o para servicio de mantenimiento él sea el primero en procurar que se lave porque se acostumbró a la limpieza y al buen funcionamiento.

Lo mismo ocurre con el personal que trabaja en almacén, producción, seguridad u oficina. Un ambiente limpio genera orgullo  y preocupación por mantenerlo como tal y que todo lo que salga de la Empresa sea nítido. Es una cultura que a la vez se convierte en exigencia para los terceros que nos brinden servicio.

Igualmente como Empresa necesitamos que el personal proyecte esa imagen de nitidez por lo tanto lo primero es dotarlos de uniformes adecuados en diseño y cantidad suficiente, por el tema de las lavadas, y cambios cada cierto tiempo por el deterioro. De esta manera como Empresa seremos congruentes con la imagen que queremos.

Así que manos a la obra con el Proceso de Limpieza si se quiere tener reputación de empresa confiable y Organizada .